DESCOMPOSICIÓN MÁS LENTA DE MATERIA ORGÁNICA EN CHERNÓBIL

Los daños radiológicos sufridos por microbios próximos al lugar de la catástrofe nuclear de Chernóbil han hecho más  lenta la descomposición de las hojas caídas y de otra materia vegetal muerta en la zona.

Un equipo, investiga los efectos de la radiación ionizante en esa zona, en condiciones reales, en vez de en condiciones de laboratorio. Han realizado una amplia investigación en el área contaminada que rodea la central nuclear de Chernóbil. Notaron algo anormal durante su trabajo en el Bosque Rojo, la parte más contaminada de la Zona de Exclusión de Chernóbil: árboles muertos, que en otros lugares ya  se habrían descompuesto, aquí no lo hacían. Colocaron cientos de muestras de hojarasca no contaminada en toda la zona, y los dejaron 9 meses.

Llegaron a la conclusión de que las bacterias y los hongos que descomponen la materia vegetal en ecosistemas sanos sufren los efectos de la contaminación radiactiva y eso se traduce en una merma de su actividad. Una descomposición más lenta, retardará el crecimiento de las plantas.

Fuente: noticias de la ciencia y la tecnología

Esta entrada foi publicada en Gamificación. Aprendendo con xogos. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta