Puede haberse formado una nueva luna en torno a Saturno.

La sonda interplanetaria Cassini de la NASA ha documentado la formación de un pequeño astro de hielo en el interior de los anillos de Saturno que podría ser una nueva luna y que podría también proporcionar pistas sobre la formación de las lunas conocidas del planeta.

Aparecen “grumos” en el borde del anillo A de Saturno, el más exterior de los brillantes y grandes anillos del planeta. Uno de esos grumos es un arco aproximadamente un 20 por ciento más brillante que sus alrededores, de 1.200 kilómetros de largo y 10 kilómetros de ancho. En su análisis, el equipo de Carl Murray, de la Universidad Queen Mary de Londres en el Reino Unido, encontró también protuberancias inusuales en el perfil habitualmente liso del borde del anillo. Los científicos creen que el arco y las protuberancias son causados por los efectos gravitatorios de un objeto cercano.

Aunque probablemente el objeto ya no crecerá más, e incluso no se puede descartar que esté comenzando a fragmentarse, todos los indicios apuntan a que se trata de un satélite muy nuevo, recién formado. Estudiar su formación y su movimiento hacia el exterior de los anillos puede ayudar a conocer mejor cómo se formaron en un pasado lejano otras lunas del sistema de Saturno. El objeto, llamado Peggy de manera informal, es demasiado pequeño para poder ser visto en imágenes por ahora. Los científicos estiman que posiblemente no tiene más de aproximadamente un kilómetro de diámetro. Muchas de las lunas de Saturno están compuestas principalmente de hielo, como es el caso de las partículas que forman los anillos del planeta. Sobre la base de estos hechos y de otros indicadores, se propuso recientemente la teoría de que las lunas de hielo se formaron a partir de partículas de los anillos, saliendo después hacia el exterior, alejándose del planeta y mezclándose con otras lunas por el camino.

La órbita de la Cassini hará acercar la nave al borde exterior del anillo A a finales de 2016, y proporcionará una oportunidad de estudiar a Peggy con mayor detalle y quizás incluso de fotografiarlo.

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/not/10123/puede_haberse_formado_una_nueva_luna_en_torno_a_saturno/

Esta entrada foi publicada en A Ciencia, O universo. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta