DISPAROS CERTEROS CONTRA EL CÁNCER

Santiago Velázquez, radiofísico del Servicio Andaluz de Salud, lleva una década trabajando para restar sufrimiento y hacerles la vida más fácil a los enfermos de cáncer. Velázquez ha creado un sistema que puede usarse en cualquier acelerador de partículas y que permite aplicar la radioterapia a las zonas dañadas con tal precisión y potencia que, normalmente, bastan sólo tres sesiones para destruir las células cancerígenas; frente a la media de 40 que requiere la terapia convencional.

El dispositivo, llamado Exacradle, ha sido patentado por el SAS y se está usando desde 2012 en el Virgen del Rocío con una tasa de curación del 90% en enfermos con cáncer de  pulmón no microcítico. Un porcentaje similar al de los enfermos que pasan por quirófano, pero sin apenas haber tenido conciencia de la gravedad de su dolencia. El objetivo es poder aplicarle un daño mucho mayor sólo a las células enfermas, sin dañar los tejidos sanos. Normalmente en tres sesiones de no más de 12 min. cada una, el paciente puede quedar limpio, sin pasar por un quirófano. En dos años y medio han tratado a medio centenar de pacientes. De los 40 que tenían cáncer de pulmón, 39 se han curado. El método además de ser efectivo, resulta más económico que una operación.

Fuentes: El País

Esta entrada foi publicada en Gamificación. Aprendendo con xogos. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta