La NASA selecciona nueve instrumentos científicos para la misión en la luna Europa

lunaeuropa--644x362

-Vista de la luna Europa

La NASA ha seleccionado nueve instrumentos científicos para una misión a la luna Europa de Júpiter, para investigar si la misteriosa luna helada podría albergar condiciones adecuadas para la vida.

La carga útil de los instrumentos científicos seleccionados incluye cámaras y espectrómetros para producir imágenes de alta resolución de la superficie de Europa y determinar su composición. Un radar de penetración de hielo determinará el espesor de la corteza helada de la luna y la búsqueda de los lagos subterráneos similares a los que hay bajo la Antártida. La misión también llevará un magnetómetro para medir la fuerza y la dirección del campo magnético de la luna, lo que permitirá a los científicos determinar la profundidad y la salinidad de su océano.

Un instrumento térmico inspeccionará la superficie congelada de Europa en busca de las últimas erupciones de agua más caliente, mientras que instrumentos adicionales buscarán evidencia de agua y pequeñas partículas en la delgada atmósfera de la luna.

El telescopio espacial Hubble de la NASA observó vapor de agua por encima de la región polar sur de Europa en 2012, proporcionando la primera evidencia sólida de penachos de agua. Si se confirma la existencia de los penachos – y que están vinculadas a un océano bajo la superficie – ayudará a los científicos a investigar la composición química del entorno potencialmente habitable de Europa y reducir al mínimo la necesidad de perforar a través de las capas de hielo.

En la próxima década

El año pasado, la NASA invitó a investigadores a presentar propuestas de instrumentos para el estudio de Europa. Treinta y tres fueron revisados, de ellos, nueve fueron seleccionados para una misión que se pondrá en marcha en la década de 2020.

«Este es un paso de gigante en la búsqueda de oasis que podrían apoyar la vida en nuestro propio patio trasero celestial», dijo Curt Niebur, científico del programa Europa en la sede de la NASA en Washington, informa el Jet Propulsion Laboratory. Además, ha añadido que «estamos seguros de que este conjunto versátil de los instrumentos científicos producirá descubrimientos emocionantes en una misión tan esperado».

La misión Galileo de la NASA proporcionó una fuerte evidencia de que Europa, aproximadamente del tamaño de la Luna de la Tierra, tiene un océano debajo de una corteza congelada de espesor desconocido. Si se demuestra que existe, este océano global podría tener más de dos veces más agua que la Tierra. Con abundante agua salada, un suelo rocoso, y la energía y la química proporcionada por el calentamiento de marea, Europa podría ser el mejor lugar en el sistema solar en busca de vida actual más allá de nuestro planeta.

Enigmática Europa

John Grunsfeld, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA en Washington, ha afirmado que «Europa nos ha atormentado con su enigmática superficie helada y la evidencia de un vasto océano, a raíz de los datos sorprendentes de 11 sobrevuelos de la nave espacial Galileo hace una década y recientes observaciones del telescopio Hubble que sugieren penachos de agua eyectados fuera de la luna». Además ha añadido que «estamos muy entusiasmados con el potencial de esta nueva misión y estos instrumentos para desentrañar los misterios de Europa en nuestra búsqueda para encontrar una evidencia de vida más allá de la Tierra».

La solicitud de presupuesto del año fiscal 2016 de la NASA incluye 30 millones de dólares para formular una misión a Europa. La misión incluye el envío de una nave espacial con energía solar en una órbita bucle alrededor del gigante gaseoso Júpiter para realizar repetidos sobrevuelos cercanos de Europa durante un período de tres años. En total, la misión prevé realizar 45 sobrevuelos en altitudes que van de 25 a 2.700 kilómetros.

Fuente: http://www.abc.es/ciencia

Esta entrada foi publicada en Artigos, O universo. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta